14 mayo 2010

Reticencias

Por favor, sea breve, dijo el tío Toño sin darse cuenta de que pensaba en voz alta. Mamá lo miró severa, con desaprobación, tía Matilde le pellizcó el brazo para que se callara y el padre Constantino alzó sus ojos un segundo de la biblia que tenía en las manos, sin dejar de leer el pasaje del evangelio según san Juan donde se relataba la resurrección de Lázaro. No tardé en darme cuenta de que el tío Toño sabía lo que decía porque no había pasado un minuto cuando Severino, el difunto, abrió los ojos y se incorporó en el ataúd como si acabara de despertarse de la siesta.

16 comentarios:

  1. Ai, Jesús, que no acabo de pillarlo. ¿Por qué debía ser breve? ¿Trataba de evitar que llegase al "Lázaro, levántate y anda!? ¿Es éso?

    ResponderEliminar
  2. Me gusta el ritmo, desde el principio uno sabe sin saber que lo de Severino es inevitable. Y la última frase, quitándole gravedad al ya de por sí leve Severino está muy bien.

    Oye, Jesús, ¿se ha terminado ya el plazo de este concurso? Empiezo a leer los textos por aquí y por allá y me estoy estresando: yo todavía sigo ajustando el mío. ¿Es hasta el domingo, no?

    ResponderEliminar
  3. Isabel, no lo sé exactamente. El tío Toño sabe que va a ocurrir algo y quiere que todo acabe lo más rápido posible. Te dejo a ti que elijas el porqué.

    Tranquilo Pedro, hasta el domingo puedes pulir, no te estreses.

    Sé que con los tres monstruos del jurado no valdrá cualquier cosa pero con frases obligadas no siempre uno encuentra qué contar. Suerte a todos.

    ResponderEliminar
  4. Vaya, vaya con el tío Toño. Me ha gustado.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Ole!!!. Severino, o cataleptico o con más ganas de vivir que un niño.
    Me encanta el nuevo look de tu blog
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Pues a mí me costó mucho leer el texto con tantos colores de fondo. Luego, o sea hace un rato, se me ocurrió pinchar el propio texto y pude leerlo en esta pantalla.
    Por otro lado, me encanta todo lo que tenga que ver con las resurrecciones.
    Un abrazo,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  7. Gracias por la paciencia Pablo. Creo que puede haber problemas con algún navegador, Safari por ejemplo. Si se producen más problemas cambiaré la plantilla (lo siento porque ésta me gustaba bastante)

    ResponderEliminar
  8. Mu chula la nueva plantilla...pero no se ve un pijo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Me he hecho un poco de lío con tantos personajes, pero en una segunda lectura ya lo he visto más claro. A ver si hay suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  10. Está bien el relato, Jesús, pero la competencia, creo, va a ser muy feroz. Mucha suerte en el concurso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Creo, Torcuato, que no se ve bien con todos los navegadores. No da problemas con Mozilla Firefox pero con otros, como Safari, se transparenta el fondo. Mañana, que tengo fiesta, intentaré arreglarlo para no volveros locos, pobres sufridores.

    ResponderEliminar
  12. Jesús, podrías mandarme tu contacto a mi emial saviodani@hotmail.com

    me gustaria contar contigo para la entrevista de los lunes...

    creo que no te mandé todavía las preguntas.

    ResponderEliminar
  13. Hola Daniel, será un placer pero no podré hacerlo antes de las nueve de la noche o así. Desde mi trabajo no tengo acceso al correo, tampoco a internet pero para eso puedo hacer trampa de vez en cuando. En todo caso mi correo es jesusesnaola@hotmail.com.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Sí, yo uso Safari. Y también me gusta el fondo.
    Un abrazo,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  15. Me ha gustado tu cuento. Tío Toño fue incomprendido pero tenía la razón.

    YoSabina

    ResponderEliminar
  16. Hoala Jesús:
    Tarde, como casi siempre.

    Me gusta el tratamiento de la tensión narrativa que se apoya en ese juego de miradas y censuras entre los familiares y que obedecen a ciertas convenciones sociales "en cualquier velorio que se precie".

    No menos interesante es la conducta de Toño cuya ambigüedad abre y cierra el relato -¿Toño quiere que el cura sea breve porque le interesa que al muerto lo entierren pronto porque abriga alguna secreta miseria sentimental o crematística? ¿Toño exige brevedad porque está en el secreto de la súbita resurrección del Seve?-.

    Y por supuesto es Toño quien deja el relato en sí abierto a todo tipo de especulación.

    Muy bien xaval

    (...parafraseando al gran gurú culé "te debía una". Ahora voy al piso de arriba a comentar al verdugo.

    salut,
    hugo

    ResponderEliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.

Comparte