02 mayo 2010

Ironía

El fantasma del inventor del gps vaga por la Tierra, sin descanso, incapaz de encontrar el camino hacia la Luz.

7 comentarios:

  1. En casa de herrero cuchara de palo.

    Un saludo Jesús.

    ResponderEliminar
  2. Pobre, es lo malo de la tecnología, te acostumbras a ella y cuando careces de de ella, estas PERDIDO!!

    ResponderEliminar
  3. Jodida vida (con perdón). ;-P

    ResponderEliminar
  4. Así es con frecuencia, Torcuato.

    Es verdad Donibaneko; te acostumbras a que los artilugios tecnológicos lo hagan todo por ti.

    Gracias Gemma por la visita. Espero que el pobre encuentre la Luz, aunque sea con una guía Michelín.

    ResponderEliminar
  5. Gracioso, Jesús. From lost to the river...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. La ironía está servida. Y todo por no llevarse un gps al otro mundo...

    Besos doctor. A propósito, me gusta el cambio de estilo. Mucho más literario!!

    ResponderEliminar
  7. Bendita ironía. Siempre podemos contar con ella.

    YoSabina

    ResponderEliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.

Comparte